El terreno

Fundación L’Oréal y UNESCO: 20 años, más de 3.000 investigadoras y 3 Premios Nobel

horloge copy 7 Created with Sketch. 4 MIN


Audrey Azoulay

Desde hace más de 20 años, la UNESCO y la Fundación L’Oréal colaboran para dar a conocer la aportación de las mujeres en la ciencia mundial. Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO y ex ministra francesa de Cultura, nos explica cómo piensa declinar la «S» de la sigla de la UNESCO (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization) en femenino.

Las mujeres, prioridad absoluta del mandato

Cuando tomó posesión del cargo de directora de la UNESCO en noviembre pasado, ¿qué constató en términos de compromiso de esta institución con las mujeres y la ciencia?

Primero, cabe señalar que la UNESCO es la única institución de las Naciones Unidas que ha hecho de la igualdad entre hombres y mujeres su prioridad absoluta, en todos los ámbitos de actuación: las ciencias, pero también la educación, la cultura y la comunicación.

En este contexto, la UNESCO no ha dejado de reconocer, favorecer y valorizar los talentos de las mujeres. Esta tarea forma parte de nuestra misión, está integrada en nuestro ADN. Cada día luchamos contra el triste hecho de que las mujeres representan menos de una tercera parte de la comunidad científica en el mundo. Detrás de este compromiso, existe una certidumbre: la educación de las mujeres es una cuestión de derechos fundamentales. ¡No se puede seguir dejando de lado a la mitad de la humanidad! Trabajamos con nuestros socios para que las niñas y las mujeres tengan conciencia de sus talentos y puedan tener acceso a una educación de calidad. También es una cuestión de sociedad esencial: la sociedad en la que viven debe reconocerlas como pioneras, actores del cambio. Para luchar contra los estereotipos de género y las autocensuras que sesguen la educación, hemos creado una serie de herramientas que permiten tomar el pulso a esta evolución.

¿Cuál es el objetivo del programa «For Women in Science»?

Este programa, fundamental en nuestra opinión, contribuye al reconocimiento de la excelencia de las mujeres en la investigación científica. Nuestro papel, en conjunción con la Fundación L’Oréal, es poner en primer plano las contribuciones de investigadoras excepcionales y fomentar las vocaciones. En 20 años hemos apoyado los proyectos de más de 3.000 mujeres, de las cuales 3 obtuvieron un Premio Nobel. De hecho, muchas siguen trabajando con la UNESCO para contribuir a aumentar el número de mujeres científicas y animar a las niñas y las mujeres a trazar su camino en la ciencia.

La UNESCO y la Fundación L’Oréal: los secretos de una colaboración de 20 años

¿En qué coincide su visión con la del Grupo L’Oréal?

Queremos cambiar las cosas. Hasta ahora sólo un 3% de los Premios Nobel científicos se han otorgado a mujeres, y una sola mujer ha recibido la medalla Fields de matemáticas. Es muy poco. Debemos seguir comprometiéndonos para dar a conocer el papel primordial de las mujeres científicas en nuestra sociedad y luchar para que puedan desarrollarse en un entorno profesional favorable.

Para estar en condiciones de tener un impacto significativo y enfrentarnos a los grandes retos de nuestra época, mantenemos colaboraciones que desempeñan un papel trascendental. Con la Fundación L’Oréal, podemos beneficiarnos de los recursos, los conocimientos y las competencias de una gran empresa del sector privado, que desarrolla actividades en todo el mundo. Por su lado, la UNESCO aporta su red mundial de expertos y su experiencia en los grandes temas de sociedad como el lugar de la mujer en todas las áreas.

¿Cuál es la aportación concreta de la UNESCO en este programa?

La «S» presente en la palabra Scientific de nuestra sigla se refiere a una de nuestras especialidades, única dentro de las Naciones Unidas: las ciencias. Además, las dos prioridades de nuestro mandato son la igualdad hombres-mujeres y África. ¡Los objetivos son muy claros!

En concreto, apoyamos y ayudamos a nuestros Estados miembros en la consecución de sus objetivos de desarrollo sostenible, especialmente en materia de igualdad de sexos. Para eso contamos con grandes redes científicas, que utilizamos en beneficio del programa Women in Science. Es un medio para darle una legitimidad y una visibilidad mundial ante los Gobiernos, las universidades y la sociedad civil.

Asimismo, acabamos de lanzar con la Fundación una nueva iniciativa para hacer participar a los hombres de la comunidad científica en este combate. La movilización de los hombres es fundamental para eliminar los obstáculos que subsisten en las carreras femeninas, en particular para el acceso a puestos de responsabilidad, y animar a las jóvenes a elegir profesiones científicas.

¿Un mensaje para las ganadoras?

Quiero rendir homenaje a las ganadoras de esta XXa edición, decirles que son modelos de éxito, resiliencia y apertura en un contexto que muchas veces no es favorable para ellas. ¡Simbolizan el valor en el que pueden inspirarse las jóvenes generaciones, niñas y niños!

 

Fundación | marzo 2018