La Estrategia

La belleza instrumental: una auténtica vía de futuro para la cosmética

horloge copy 7 Created with Sketch. 4 MIN


Elisabeth Araujo

Hace algunos años que la belleza instrumental está entrando en la rutina de un creciente número de consumidores de belleza. Elisabeth Araujo, presidenta de L’Oréal Beauty Devices, nos explica cómo el Grupo piensa conquistar este nuevo mercado.

La cosmética instrumental, un importante proyecto del Grupo desde 2011

Los aparatos de belleza instrumental, aún desconocidos hace una década, se están introduciendo desde hace poco en los salones de belleza y los cuartos de baño de todo el mundo. «A medio camino entre los cosméticos clásicos y las técnicas profesionales, estos beauty devices ofrecen una experiencia de belleza «aumentada» con una promesa de resultados muy superior a la cosmética de formulación. Se destinan a consumidores cada vez más exigentes, siempre en busca de excelencia», explica Elisabeth Araujo. La cosmética instrumental permite obtener resultados óptimos para el cuidado del cabello y de la piel: «por ejemplo, los cepillos Clarisonic garantizan una limpieza seis veces superior a una limpieza manual clásica, transformando de forma duradera la textura de la piel día tras día». Resultado: «El mercado de la belleza instrumental está en pleno desarrollo, con un crecimiento tres veces mayor que el del mercado de la belleza clásica».

L’Oréal se ha posicionado muy temprano en este sector. En 2011, el Grupo adquirió Clarisonic, una sociedad estadounidense de cepillos de limpieza pionera en el mercado. En 2012, lanzó el Steampod 2.0, una herramienta de peluquería distribuida entre los profesionales, que combina una plancha de vapor para el pelo con la tecnología pro-keratina. El año 2017 marca la aceleración de L’Oréal en el ámbito de los beauty devices: el Grupo recibe el Premio de la Innovación en la feria CES de Las Vegas por Kerastase Hair Coach, su primer cepillo de diagnóstico conectado, mientras que Clarisonic lanza Smart Profile Uplift, el primerísimo device antiedad basado en la mecanobiología: «es el fruto de cinco años de trabajo y colaboración en el seno del Grupo».

Experiencia en belleza y sólidos conocimientos de ingeniería: dos bazas para innovar

La innovación en la belleza instrumental representa un enorme reto. «Es un sector totalmente nuevo. La mayoría de las empresas no logran resultados». L’Oréal puede contar con dos grandes bazas: «una larga experiencia en belleza con respecto a los consumidores y las formulaciones, y sólidos conocimientos de ingeniería de los aparatos».

La división de Beauty Devices de L’Oréal está situada cerca de Seattle, uno de los mayores hubs tecnológicos de Estados Unidos, y trabaja en estrecha colaboración con varios actores: «la Investigación Avanzada y la Investigación Aplicada, dentro del departamento de Investigación & Innovación, y profesionales externos». La Investigación Avanzada se encarga de enriquecer constantemente los conocimientos científicos del Grupo: «los equipos recaban información y llevan a cabo estudios sobre la piel y el cabello en todo el mundo para producir nuevos activos, como las moléculas y los ingredientes. Gracias a ellos, contamos con información muy detallada sobre el envejecimiento de la piel». La Investigación Aplicada luego elabora los sistemas de formulación para pasar del activo al producto final: «los equipos producen varios miles de fórmulas, que desarrollan en diferentes familias de productos». Los ingenieros de Investigación Aplicada aportan los conocimientos de los aparatos necesarios: «el equipo situado en Redmond (Estado de Washington) ha elaborado los primeros prototipos del Smart Profile Uplift». Por último, el hub de Seattle colabora con actores externos, especializados en diferentes áreas. «Por ejemplo, para diseñar el Smart Profile Uplift, nos hemos apoyado en los trabajos de dos centros de excelencia en mecanobiología: el Mechanobiology Institute en Singapur y el Institut Langevin en París.» Resultado: «Dominamos todas las etapas del desarrollo, desde la investigación hasta el diseño y la producción del producto final.»

Cuando la belleza instrumental encarna un nuevo modelo de innovación de L’Oréal

El trabajo del Grupo está dando sus frutos y los resultados clínicos del Smart Profile Uplift lo demuestran claramente: «el nuevo cabezal de masaje mejora quince signos clínicos relacionados con la edad como la firmeza, el resplandor y la luminosidad del cutis. Los efectos son visibles desde la primera aplicación y se amplifican al cabo de doce semanas con sólo una rutina de unos minutos al día. ¡Es un resultado inédito en el universo de la belleza!» La experiencia también es positiva desde el punto de vista del usuario. «De la totalidad de las mujeres a quienes hemos pedido que prueben el producto, más del 90% lo han integrado en su rutina diaria y lo usan regularmente.»

Elisabeth concluye: «la belleza instrumental es la encarnación de lo mejor de L’Oréal. El modelo de innovación del Grupo, ‘convertir la ciencia en belleza’, se plasma aquí a la perfección.»

«Entrar en el cuarto de baño 2.0»: el próximo reto de L’Oréal

L’Oréal es pionera en el sector de la belleza instrumental y tiene muchas ambiciones en este ámbito. «Es un mundo totalmente nuevo, pero pensamos desarrollarlo en los próximos años, ya que contamos con todas las estructuras necesarias para lograrlo.» Próxima etapa: entrar en el cuarto de baño 2.0. «Los aparatos de belleza instrumental están cada vez más conectados, y eso significa más data y por consiguiente más conocimientos precisos y reales sobre los consumidores: mañana podremos saber cuánto tiempo pasan en su cuarto de baño y qué productos utilizan, y podremos proponer las rutinas de belleza más adecuadas para cada uno…¡Es una revolución sin precedentes en el universo de la belleza!»